Asertividad, la importancia del NO

La asertividad es la habilidad de expresar nuestros pensamientos, sentimientos y creencias asumiendo las consecuencias y a la vez respetar la opinión de los otros.

Para ser asertivos tenemos que pensar que todo ser humano tiene derechos:

• A expresar sus pensamientos

• A decir “no”

• A tener opiniones distintas

• A tener sentimientos

• …

El principio subyacente a la asertividad es el respeto hacia uno mismo y hacia el resto de personas. En muchas ocasiones, en el ámbito familiar o laboral, se nos piden cosas que no podemos o no queremos realizar. A veces debemos decir “NO”, ya que si no lo hacemos nos sentiremos forzados a realizar algo que no queríamos y esto provocará malestar.

Hay personas que no saben decir “No” y esto provoca un descenso en su autoestima, ya que anteponen las necesidades del otro a las de sí mismos, aunque también debemos considerar que las personas que tienen una baja autoestima son las que siempre dicen “Sí” (sumisión). Todo esto genera una ansiedad importante:

Sumisión ————————— asertividad ————————— agresividad

Toda persona debe hacer valer sus derechos, por lo que no tiene que ceder a todo. Esto no quiere decir que pase al otro extremo, la agresividad. Para ser asertivos no debemos olvidar que tenemos derechos para expresar, sentir y actuar según nuestros principios sin agredir al resto de personas.

Es imprescindible tener confianza en uno mismo y hacer el ejercicio de ponerse en la piel del otro, porque de este modo entenderemos el punto de vista de la otra persona aunque no lo compartamos. Si a la hora de actuar nos viniera a la mente esta frase “no hagas al otro aquello que no quieres que te hagan a ti”, probablemente la convivencia sería más sana.

Vemos cómo la asertividad se basa en el respeto y por tanto comporta la libertad para expresarnos respetando a los demás y asumiendo la responsabilidad de nuestros actos.

DERECHOS QUE NO NOS SOLEMOS CONCEDER…

1. Algunas veces, tienes derecho a ser el primero.

2. Tienes derecho a cometer errores

3. Tienes derecho a ser juez de tus sentimientos y aceptarlos como válidos

4. Tiendes derecho a tener tus propias opiniones y convencimientos

5. Tienes derecho a cambiar de idea o de línea de acción

6. Tienes derecho a la crítica y a protestar por un trato injusto

7. Tienes derecho a interrumpir para pedir una declaración

8. Tienes derecho a sentir y expresar dolor

9. Tienes derecho a ignorar los consejos de los demás

10. Tienes derecho a decir NO

Para concluir, te propongo un ejercicio:

Lee detenidamente los anteriores derechos, párate en cada uno y piensa en situaciones donde hayas podido escoger cumplir ese derecho o negártelo… Ahora me gustaría que fueras puntuando cada uno con un valor entre 0 y 10 (0 cuanto menos lo cumplas y 10 cuanto más). ¿Qué resultados obtienes? :)

Un pensamiento en “Asertividad, la importancia del NO

  1. Pingback: Asertividad, la importancia del NO « Blog Negocios y Empresas

Los comentarios están cerrados.